ManfredBlog Piacere, sono Luismi! 😉
ManfredBlog

Piacere, sono Luismi! 😉

Mi nombre es Luis Miguel Pulgar, nací en Madrid, me gustan las motos, los coches, el cine y… ESPERA, VAMOS A DEJAR DE DAR LA TURRA DESDE EL PRINCIPIO Y VAMOS AL GRANO. Soy Luismi y me incorporo a Manfred 😉.

Soy Luismi, nuevo becario en Manfred

Me llamo Luismi y me acabo de incorporar a esta maravillosa familia llamada Manfred junto con el gran Antonio en calidad de… BECARIO AND COFFEE DEVELOPMENT INTERN, bajo los mandos del capitán Raúl Cotrina.

Tengo 22 años, estoy acabando de estudiar Derecho y ADE, y como muchos de los aquí presentes, soy de Madrid de toda la vida. Lo que no sé... Es si será para toda la vida. Como Silvia López, soy un amante profundo de las tierras andaluzas, del sur, de la buena vida. En parte porque desde pequeñito he pasado todos mis veranos entre Málaga y Cádiz, así que, ¡todo un disfrutón! 💃

Soy Luismi

Soy una persona extremadamente curiosa. Me encanta conocer gente nueva y no me asustan para nada los cambios. Cambié 3 veces de colegio y he cambiado 2 veces de universidad (porque no me dejaban más). Y bueno, he intentado trabajar en todos los saraos que se me pusieran por delante.

Empecé a los 17 años en una tienda como dependiente, compaginándolo con hacer la Selectividad. A partir de ahí he trabajado de camarero, monitor de viajes en Mallorca durante 3 años, vendedor de patinetes eléctricos... Hasta hacer mis pinitos en el mundo de la moda, la música y la interpretación.

Luismi, ¿aficiones?

En el instituto tenía un grupito de música: tocábamos en las graduaciones y fiestas del cole y yo… ¡HACÍA QUE ERA CANTANTE! Así que, a pesar de que pocas cosas me dan vergüenza en esta vida, ¡más adelante os enseñaré algún vídeo mío en pleno show! Si no hubiese sido por la voz, ¡tened claro que hubiese sido cantante!

Siempre me gustó ponerme delante de las cámaras. Dentro del mundo de la interpretación, tuve la suerte de poder rodar algún spot de TV con el Real Madrid y Burger King, y también un cortometraje para Dj Nano. Aunque me siga gustando todo ese mundillo, ¡la vida toma otros rumbos, grumetes!

En cuanto a deportes… De chaval jugué al baloncesto en algún equipo que otro. Así que Yago, Cris, ya sabéis, ¡una de pachanga, camarero! Últimamente, intento jugar al pádel. Me ofrezco voluntario para organizar un torneo Pádel Manfred cuando queráis.

Y por último, pero no menos importante, me encanta viajar y conocer mundo, así que el año pasado estuve viviendo y estudiando en Pisa, Italia (con pandemia incluida) e imparando di questa bella nazione e della sua meravigliosa lingua, así que estaré encantado de ser escudero de Raúl Cotrina si surgiese desembarcar en el país transalpino.

Soy Luismi

Y ahora... ¿Por qué Manfred?

Desde que entré en la universidad me di cuenta de dos cosas: la primera, que lo mío no eran las finanzas, ni la contabilidad; la segunda, que lo que más me gustaba era la parte comercial, desarrollar negocios, conocer nuevas tecnologías y buscar las necesidades e intentar solucionarlas. Y, sobre todo, que me siento muy cómodo tratando con personas.

Este año he tenido varias asignaturas relacionadas con los Recursos Humanos y pensé que sería una buena opción probar este sector. Creo que puede encajar perfectamente con mis intereses profesionales y también con mis inquietudes personales.

Yo venía de hacer mis primeras prácticas en una petrolera cuando me enteré de la oportunidad que había surgido en Manfred, una empresa que yo ya conocía a través de seguir en LinkedIn, de desarrollar una línea de Consultoría para ayudar a empresas tecnológicas a mejorar sus equipos humanos.

Ahí se me encendió la bombilla que todos llevamos dentro, y decidí hablar con Cris, para interesarme por el puesto. Y cuando Cotri me explicó el proyecto, sentí que encajaba perfectamente conmigo la cultura de la compañía, el negocio y sobre todo la posición. Love at first sight.

Querido equipo, deseando empezar a ayudar en todo lo que se pueda. Os dejo mi LinkedIn, y, sobre todo, ¡espero que pronto os pueda conocer en persona a todos y que nos tomemos una cervecita! 😉