Clean Recruitment: buenas prácticas de candidatos

Posted on November 26, 2021, by Cristina Miquel

Somos recruiters. Recruiters un poco marcianos, sí, pero recruiters al fin y al cabo. Tratamos de hacer las cosas diferentes, bien. Igual no encarnamos el prototipo de recruiter que se tiene generalmente —no spammeamos, no somos opacos, no llevamos corbata (aunque si un fredder se sintiera más cómodo con ella, tampoco pasaría nada)—. O a eso aspiramos. Pero no renegamos de nuestra profesión. Somos recruiters, y pensamos que es uno de los trabajos más bonitos y gratificantes del mundo. Lo reivindicamos sin miedo.

Por encima de todo, somos una empresa en la que se pone al candidato en el centro. Todos nuestros procesos, prácticas; nuestra comunicación; nuestras iniciativas… Están orientadas a cuidar al manfredita. A acompañarle en el que puede ser, nada más y nada menos, que un cambio de vida. Al fin y al cabo, vamos a estar alrededor de 40.000 horas trabajando a lo largo de nuestra existencia —casi 5 años completos. Y he restado vacaciones. Lo siento—.

Somos más pesados que una vaca en brazos defendiendo lo que para nosotros es el recruiting bien hecho, las prácticas que reorientarán el sector hacia uno más justo, equilibrado y humano. Pero hoy venimos a hacer lo contrario. Porque sí, también hay buenas prácticas a nivel candidato; muy basadas en la transparencia, muy centradas en el respeto mutuo.

Acompañadme en esta enmienda.

buenas prácticas candidatos

BUENAS PRÁCTICAS ANTES DEL PROCESO

El que mucho abarca poco aprieta

En Manfred tenemos una política muy clara: un/a manfreditas jamás estará en varios procesos en paralelo. Hacerlo tiene tantas contraindicaciones que no sabemos por dónde empezar.

De hecho, en cada proceso de selección solo mandamos, inicialmente, 3 candidatos. Muy pocos. Es probable que, de encajar en dos de ellos, haya uno que te tire más, que tenga más sentido con adónde quieras ir, con tu background…

Nos estamos encontrando cada vez más a más manfreditas que aplican a tropecientos procesos de selección. Dudar es humano, y es una muy buena práctica que si lo haces, escribas a alguien de nuestro equipo y le plantees tus dudas, o pidas una llamada de orientación. Por nuestra parte, no solo estaremos encantados de dedicarte ese ratito, sino que además te agradeceremos que recurras a nosotros antes de liarla parda.

Encaje

Bastante relacionado con lo anterior, está bien que sepas lo siguiente: es imposible que en Manfred te metamos en un proceso en el que no encajes. Por suerte, tenemos a bien no mandar a 180 mil soldados a la guerra con un palo. Sería haceros perder el tiempo a unos y a otros, y el tiempo propio y ajeno para nosotros es ORO. ¿Te hemos dicho ya que desde Manfred tratamos de revisar y responder a todas las aplicaciones?

No costará predecir entonces que es contraproducente que apliques a cosas que no tienen ningún sentido. Una cosa es que haya puntos en común que puedan cuadrar, claroscuros, o que te falten una o dos cositas; y otra es que como Marketer apliques a Frontend Developer. Salimos perdiendo todos.

Es muy buena práctica que antes de aplicar, leas la oferta, te visualices en ella; y siempre, siempre, mires los requisitos con cuidado.

Necesitamos «verte»

Es cierto que pasamos cierto filtro previo antes de presentarte a la empresa. Y para hacerlo, te llamaremos para conocerte bien, ver de dónde vienes y adónde vas, qué te mueve y si cuadras con las personas que trabajarían contigo. Tenemos apenas una llamada y/o unos cuantos emails para hacerlo, y por ello, nos ayuda mucho que seas transparente con nosotros, que nos transmitas esta información, que te abras un poquitín.

Pero también que nos hagas llegar tus inquietudes.

_ Si algo es un condicionante, coméntanoslo con total confianza. Cosas que para ti son mayores quizá en la empresa ni ha caído, y se pueden solucionar rápidamente.

_ Si tienes preguntas, dudas, curiosidades, ni te lo pienses, háznoslas.

_ Si crees que te falta algo para encajar en el perfil o que tienes un punto débil para el rol, plantéanoslo sin miedo. Nosotros estamos aquí para acompañarte, para aconsejarte y guiarte. Por nuestra parte, seremos honestos en todo momento —igual es algo salvable y no hay problema—; y tú conseguirás evitar situaciones incómodas si sigues adelante en el proceso.

buenas prácticas candidatos

Al carajo todo

Cuando abrimos un proceso de selección hacemos un trabajo previo de orientación y asesoramiento al cliente —siempre basado en datos—, trabajamos concienzudamente en la oferta de empleo… Para que haya candidatos que decidan saltarnos y contactar directamente a la empresa. Y nuestros clientes, en muchas ocasiones, nos los reenvían directamente o nos lo comentan. Nosotros lo percibimos, en algún sentido, como una falta de respeto a nuestro trabajo; por lo que también es buena práctica que, si ves la oferta a través de Manfred también apliques a través de Manfred.

BUENAS PRÁCTICAS DURANTE EL PROCESO

Honestidad

En esta línea nos hemos encontrado dos casos muy complicados:

Por favor, sé sincero/a acerca del motivo por el que te presentas al proceso. Utilizarnos para conseguir mejores condiciones en tu actual empresa está feo, porque al otro lado habrá al menos dos personas dedicando mucho tiempo a tu candidatura, y es una falta de respeto. Además es un patrón de fracaso: si en tu actual puesto de trabajo no te están valorando como te mereces, ¿qué te hace pensar que sí lo harán a partir de ahora?

Si en algún momento la posición no te convence, zozobras, piensas en caerte… por favor, dínoslo. Tanto por si podemos hacer algo para evitarlo como, si es inevitable, por no perder el tiempo ni nosotros, ni tú, ni la empresa. Si sabes de antemano que si te hacen la oferta no la aceptarás… De nuevo, por favor, dínoslo. (Ojo, sabemos que no siempre que se rechaza una oferta es así. Pero sí nos hemos encontrado candidatos que nos lo han confesado y nos ha parecido cuanto menos chapucero).

Interés, Andrés

Hay una cosa que da una terrible impresión: que no te hayas leído la oferta antes de la primera entrevista. Créenos: se ve a kilómetros de distancia. Tómate 15 minutos a echarle un ojo en detalle, sacar posibles dudas o curiosidades, pain points

Alternativamente, o si quieres ir más allá, sin duda estará genial que investigues a la empresa por tu propia cuenta y lo pongas en valor en las entrevistas. Las personas con interés pueden suplir en muchas ocasiones algún gap técnico; las que no demuestran interés… En rara ocasión siguen adelante en el proceso.

Por último, suele estar muy bien que, si tienes dudas directas para la empresa, se las plantees: sea sobre cómo es el día a día, el equipo que te va a rodear, la organización, las condiciones… Primero, porque con ello conseguirás visualizarte en la posición y evaluar tu propio fit. Segundo, porque siempre da muy buena impresión interesarte por el proyecto 😉.

BUENAS PRÁCTICAS DESPUÉS DEL PROCESO

El feedback, ojo

Desde Manfred tenemos el compromiso de dar feedback a cada candidato/a que es descartado/a para un proceso. Si por lo que sea no estás de acuerdo con los argumentos y motivos que exponemos, dínoslo con total confianza. Siempre estamos abiertos a hablar sobre ello; y de hecho, preferimos hacerlo antes de que te quedes con mal sabor de boca. Además, somos conscientes de que para ti puede ser información muy valiosa de cara a afrontar futuros procesos.

El feedback, para nosotros, es bidireccional: si hay algo que no te ha cuadrado durante el proceso con nosotros, si tu día a día en tu nuevo proyecto no es como esperabas, si surge LO QUE SEA… Llámanos. Solo así podremos asegurar que quien vaya de nuestra mano tenga una experiencia de calidad.

buenas prácticas candidatos
Posted on November 26, 2021, by Cristina Miquel
Tags: meta
Beam me up!