ManfredBlog Nuestro nuevo Frontend: Juan
ManfredBlog

Nuestro nuevo Frontend: Juan

Un saludo a todos. Mi nombre es Juan G. Hurtado, y cuando empecé con esto del frontend, hace muchos años, mi cabeza aún tenía (algo de) pelo.

Bienvenida Juan G. Hurtado

Quién soy

De joven era un chaval bastante deportista (por mucho que ahora mismo no lo parezca), me pasaba el día entero jugando al baloncesto (como mi compañero Yago), entre otras muchas actividades. Es por esto que mi intención era estudiar Fisioterapia. Por vueltas de la vida, no sé muy bien cómo, acabé haciendo un ciclo formativo de grado superior en desarrollo de aplicaciones informáticas (vaya nombre largo para dos años en los que me enseñaron poco más que algo de DBs y un poco de C y Visual Basic…).

Ahí descubrí que lo mío no eran los músculos y las articulaciones, sino el teclado y una silla cómoda.

Vivo en Sevilla desde 2006, ahora mismo concretamente en Castilleja de la Cuesta (el pueblo de las “Legítimas y Acreditadas Tortas de Aceite de Inés Rosales”, y también el pueblo donde murió Hernán Cortés). Sin embargo, nací y crecí en Los Barrios, el pueblo de la provincia de Cádiz que más territorio del parque natural de Los Alcornocales posee (parque en el que se encuentra el bosque de alcornoques más grande de España y uno de los más grandes del mundo).

Comparto mi vida con Noemí, mi mujer, y mis dos hijas: Julia, que va a cumplir 4 años en verano, y Sofía, que va a hacer 10 meses dentro de una semana. También tenemos en casa un gato llamado Dorito, y 10 pájaros (sí, 10 pájaros… Nymphicus hollandicus, concretamente), y un montón de plantas (a mí me gustan las que dan cosas para comer, a mi mujer le gustan las plantas suculentas ¯\_(ツ)_/¯)

Bienvenida Juan G. Hurtado

Tengo muchísimas aficiones: desde pintar miniaturas de Warhammer, pasando por los juegos de mesa (los duros: gestión de recursos, euro-games… nada de fillers), las novelas de ciencia-ficción, fantasía o ambientadas en el Japón feudal, el heavy/rock progresivos (principalmente Dream Theater y todo el ecosistema a su alrededor: Liquid Tension Experiment, Transatlantic…). ¡Ah! Y los videojuegos (principalmente RPGs isométricos, tipo Baldur’s Gate, Pillars of Eternity…). Lo que no tengo apenas es tiempo para disfrutar de esas aficiones… Pero bueno, el tiempo que no le dedico a las aficiones se lo dedico a mis hijas, y eso está bien.

Otra cosa que hay que saber de mí, y que prefiero decir por aquí en lugar de por el Slack de Manfred con la esperanza de que nadie del equipo se entere (no sea que me quemen en la hoguera, porque me consta que hay auténticos enólogos en el equipo y que muchos de los compañeros sostienen una épica batalla Cruzcampo vs. Estrella Galicia), es que soy completamente abstemio. No he probado el alcohol en mi vida, y espero continuar así hasta el último día.

De dónde vengo

Como os digo, empecé con esto del frontend cuando aún ni se llamaba así, allá por 2005-2006. Por aquella época era “maquetador”, y me encargaba casi en exclusiva de trasladar los diseños a un HTML/CSS que se viera bien en IE6.

Pero tuve la suerte, la tremenda suerte, de que justo cuando yo empezaba con todo este mundillo llegó el boom del XHTML, los estándares web, la web semántica… Aquella semilla que empezó a remover los cimientos del front y a ampliar nuestras miras mucho más allá de trasladar diseños estáticos a páginas web como tal.

Desde entonces, como técnico curioso que soy, he ido avanzando con los tiempos y trasteando con todo (o casi todo) lo que he ido encontrando. Desde vanilla JS cuando no había mucho más, pasando por jQuery en su momento (al que le di mucha caña, como casi todos los de mi época) y llegando a los frameworks ya realmente avanzados para desarrollar SPAs.

Para mí, esta segunda parte (la de las SPAs) fue un punto de inflexión. Empezar a usar frameworks como Backbone (y Marionette encima de él) me abrió un mundo de posibilidades al que no estaba acostumbrado hasta ese momento. De ahí en adelante el abanico se fue abriendo y empecé a tocar cosas no relacionadas con el front (no solo por inquietud personal, sino también por necesidades laborales): Java, JSF, apps móviles multiplataforma con Cordova/Phonegap, apps Android nativas…

En estos últimos años el foco ha estado, como para casi cualquier front, en el triunvirato de los frameworks: React, Angular y Vue, aunque yo solo me he centrado en los dos primeros.

Por qué estoy aquí

Durante mi carrera he tenido la suerte de no tener que lidiar con una gran cantidad de cambios de empleo, ni de tener que buscar activamente un sitio donde trabajar, así que no he sufrido en mis carnes el infierno que son los procesos de selección actuales. Aun así, sé cómo son y sé que no están bien.

Vengo a Manfred como para ayudar a cambiar eso. Vengo a ayudar a crear una plataforma donde los técnicos podamos encontrar un sitio en el que nos guste trabajar, en el que podamos crecer profesional y personalmente.

Bienvenida Juan G. Hurtado

Podéis encontrarme en LinkedIn, escribirme un mail, o leerme por Twitter las pocas veces que escribo algo.