Cómo he llegado a ser el empleado nº1 de Manfred

Soy el empleado nº1 de Manfred y, en una empresa tan personacéntrica como esta, a nadie debería extrañarle que una de las primeras cosas de las que me hayan pedido que me encargue sea presentarme yo mismo.

Quién soy

Soy vigués, tengo 23 años y me mudé a Madrid hace 6 para comenzar mis estudios de Administración y Dirección de Empresas en inglés aunque -cuando te quieres gustar- también puedes decir Business Administration, que queda muy bien. Con un año en Texas A&M por el medio, mi paso por la universidad comenzó desde la ilusión hasta acabar desencantado con el formato y directores de mis clases. Tuve la suerte de cruzarme con Start UC3M, la asociación de startups de la Universidad Carlos III, que hizo que me picara el gusanillo del emprendimiento. En poco tiempo ya estaba involucrado en varios proyectos, a los que le echaba más tiempo que a la propia universidad (lo siento mamá).

Cómo soy

Hasta hace bien poco formaba parte del equipo de La Locomotora donde, liderados por Walter Kobylanski, lanzamos varios proyectos en paralelo, tanto digitales como físicos, y nos dedicamos a aprender como locos en el proceso. Allí hacía labores de marketing y comunicación en distintas iniciativas donde de la mano de Walter pude aprender casi todo lo que se ahora.

Mi día no acaba cuando salgo de la oficina, también estoy metido en varios eventos: el NOSDay, las Cañas a la Madrileña o la Tarugoconf -donde conocí a mi actual jefe, aunque él insiste en que le llame “compañero”- tienen un poquito más de mí en cada edición. Por último, mi proyecto más personal es The Wing, donde junto a un grupo maravilloso intentamos cambiar las cosas en el periodismo deportivo en español.

Como toda persona de bien, me gusta el basket y dedico buena parte de mi semana a ver, jugar, comentar y crear contenido en torno al deporte de la pelota naranja.Siempre tengo un comentario para todo, por eso me gustaría probar como locutor algún día.

Ser runner está de moda en el mundillo emprendedor, así que, también he hecho algún pinito corriendo. Para evitar perder la condición de gallego, intento tomar al menos una Estrella Galicia a la semana, a ser posible en Malasaña que, para un millennial como yo, siempre da juego para el Instagram.

Una nueva etapa en Manfred

Llegamos a la razón de este artículo, mi entrada en Manfred. Había llegado el momento de que la enésima aventura del influencer técnico David Bonilla -él ODIA que le llamen así, :P- sumara un nuevo integrante full-time y yo tenía ganas de salir de mi zona de confort. La brutal transparencia de David cuando le pregunté si podía encajar en su proyecto fue lo que me convenció para sumarme al mismo. Su respuesta fue “En seis meses, o lo petamos o cerramos. Lo único que puedo prometerte es que intentaré que aprendas todo lo posible en el proceso.

Queremos construir una plataforma que cambie el statu quo en el reclutamiento de perfiles técnicos y digitales, aportando valor a todas las partes implicadas. Y eso a pesar de ser “headhunters” sin bagaje específico en el sector -un informático y un licenciado en ADE, ambos gallegos- así que, asumimos que somos los outsiders del sector… aunque no sé si eso es malo o bueno:

Ayudar a alguien a impulsar su carrera es una enorme responsabilidad, por eso nos tomamos muy en serio lo que hacemos, e intentamos ponerle mucho sentidiño y, sobre todo, cariño. Cada día nos acercamos un poquito más al objetivo, o eso dice nuestro kanban.

Una de las cosas más características de Manfred es nuestro MAC o Manfred Awesomic CV, un nuevo formato de curriculum que exige al candidato hacer una verdadera reflexión sobre cuáles son sus objetivos profesionales y plantea preguntas claves para mejorar o reorientar su carrera. Como creemos en la transparencia y la simetría de información para que haya confianza con candidatos y empresas, creo que la mejor forma de que me conozcáis es promulgar con el ejemplo y, por eso, aquí os dejo el mío.

Objetivos personales

Acabando la chapa, quiero compartir las ideas y objetivos con las que vengo a Manfred:

  • Crecer al mismo tiempo que la empresa, ayudando a que esta salga de la fase “morir de éxito” en la que ahora mismo estamos.
  • Quiero salirme de ese perfil de marketing y comunicación al que parezco predestinado por mi formación y primeros pasos profesionales: hay bastante más vida ahí fuera.
  • Montar un proyecto digital que pueda sentir como mío.
  • Principalmente, aprender

Si tenéis cualquier duda o comentario, os dejo mi Twitter y mi correo, porque es el primer paso para desvirtualizarnos con un café :).

Yago CousiñoYago Cousiño